10 Personajes Históricos y sus miedos más Increíbles

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Son muchas las personas célebres de índole histórica que han tenido miedo excesivo (o fobia) a cosas comunes de la vida cotidiana. Un problema, sin embargo, que para algunos les sirvió como mecanismo de autorrealización y que en parte ayudó a mejorar la sociedad.

Las fobias son miedos irracionales y enfermizos hacia cualquier cosa, persona o situación, pudiendo ser desde odiar las aceitunas a tener horror a montar en avión.

Sus explicaciones son múltiples, siendo la más común que se desarrollen a partir de un trauma (generalmente durante la infancia) que ha derivado en una constante de tensión.

Como cualquier enfermedad, estos miedos enfermizos pueden reproducirse en cualquier persona, sin importar raza, género o clase social. Ejemplo de ellos son las personalidades históricas que enumeraremos a continuación.

10 personajes famosos de la historia que sufrieron algún miedo irracional

#1 Thomas Alva Edison no soportaba la oscuridad

Edison es uno de los grandes inventores de la historia, siendo posiblemente la bombilla su invento más notorio para la evolución de la humanidad.

Curiosamente, la creación venía de un hombre que tenía miedo a la oscuridad, por lo que no sería descabellado sospechar que el científico luchara por canalizar su miedo y con ello ingeniárselas para descubrir algo con lo que hacer más llevadera su situación.

#2 Charles Dickens le obsesionaba encontrarse sucio

El conocido autor británico ha sido una de esas celebridades que desarrollaron durante su vida Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), un problema que tiene que ver en muchos casos con la limpieza, el orden, la contaminación o la simetría.

En el caso de Dickens, su problema tenía que ver con una obsesión por estar limpio, problema que posiblemente brotó durante su infancia cuando trabajaba en las fábricas industriales.

#3 Alfred Hitchcock comía de todo… menos huevo

El gran cineasta británico era una persona con bastantes manías y algún que otro miedo como a volar o a la policía. Sin embargo, su miedo a los huevos (ovofobia) resulta el más llamativo, sobre todo cuando es sabido que el artista era un gran amante de la cocina y el buen comer.

“Los huevos me dan miedo, algo más que miedo, me repugnan. Esas cosas blancas, redondas, sin agujeros… ¿Alguna vez has visto algo más asqueroso que la yema rota de un huevo rebosando ese líquido amarillo? La sangre es alegre, roja. Pero la yema del huevo es amarilla, repugnante. Nunca la he probado.”

#4 Adolf Hitler enloquecía cada vez que iba al dentista

Si, también el hombre más temido del mundo durante el siglo XX tenía sus miedos irracionales. En su caso, visitar al dentista resultaba una odisea, llegando a posponer hasta en 8 ocasiones algún sencillo tratamiento de raíz.

Un problema además que no podía evitar, ya que se cree que el dictador alemán sufría halitosis, por lo que era constante su necesidad de contactar con el odontólogo para que lo tratase.

#5 Walt Disney odiaba a los ratones

En psicología existe una manera de tratar las fobias que se basa en la exposición continua del miedo al afectado. El fin es que se vaya familiarizando con su temor y así entender que debe quitarle hierro al asunto.

Esto parece que ya lo inventó Walt Disney cuando, a pesar de su temor constante por los ratones, en 1928 decidió crear a su obra más conocida: Mickey Mouse.

#6 Alejandro Magno no quería cerca a ningún gato

El miedo a los gatos, conocido también como ailurofobia, es uno de los más usuales dentro de la gama de fobias existentes. Tan común, que personajes como Alejandro Magno vieron su vida limitada por estos felinos.

Se cree que otros militares como Hitler o Napoleón también padecían temor por los gatos, aunque no está certificado del todo.

#7 Chopin no quería ser enterrado vivo

El gran compositor francés Frédéric Chopin, en su lecho de muerte pidió que una vez fallecido abrieran su cuerpo para asegurarse de que efectivamente había ido a mejor vida. Por ello, su corazón se encuentra en una iglesia de Varsovia.

El motivo de toda esta parafernalia era que el artista tenía mucho temor a ser enterrado vivo, una enfermedad llamada tapefobia y que también sufrieron otros ilustres personajes como George Washington.

#8 Michael Jordan evita las zonas de agua

Considerado por muchos como el mejor deportista de la historia, Jordan pasará a la eternidad como un hombre que se movía como pez en el agua por una cancha de baloncesto.

Bueno, mejor evitar este dicho delante del jugador, ya que sus miedos internos tienen que ver con las zonas de mar o lago, algo que sufre desde que vio morir a uno de sus mejores amigos ahogado.

#9 Erasmo de Rotterdam y su miedo al olor a pescado

Una de los eruditos más grandes de la historia y autor de obras como Elogio de la locura (1511) poseía una extraña fobia con en el olor de pescado como protagonista.

#10 Oscar Niemayer y su pavor a volar

El arquitecto que construyó la ciudad de Brasilia durante los años 60 sufría una de las fobias más comunes: aerofobia, es decir, miedo a los aviones y a volar.

García Marquez, Aretha Franklin, Bergkamp o Stanley Kubrick también padecen/padecieron este miedo, pero destacamos al arquitecto brasileño porque falleció sin haber tomado nunca un avión a pesar de sus necesidades laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *